viernes, 9 de septiembre de 2016

Los muertos vivientes 4. Lo que más anhelas - Robert Kirkman y Charlie Adlard

Título Los muertos vivientes. Lo que más anhelas
Autor Robert Kirkman
Ilustrador Charlie Adlard
Editorial Planeta Cómic
Año 2006
Páginas 144
Encuadernación Tapa blanda
Género Zombies, apocalipsis
Tomo #4

¿Cuántas horas al cabo del día pasas viendo la televisión? ¿Cuándo fue la última vez que cualquiera de nosotros de verdad hizo algo para conseguir lo que quería? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que cualquiera de nosotros necesitó algo de lo que quería? El mundo que conocíamos ya no existe. El mundo del comercio y las necesidades superfluas ha sido reemplazado por un mundo de supervivencia y responsabilidad. Una epidemia de proporciones apocalípticas ha barrido la Tierra haciendo que los muertos se levantes y se alimenten de los vivos. En cuestión de meses la sociedad se ha desmoronado, sin gobierno, sin supermercados, sin correo, sin televisión por cable. En un mundo gobernado por los muertos, por fin nos vemos obligados a empezar a vivir.

Este número comienza en el mismo sitio donde nos dejó el final del tomo anterior. Pero con un pequeño cambio, la aparición de Michonne en la acción y esos cambios de personalidad por parte de Rick que iremos viendo a lo largo del tomo según van ocurriendo los acontecimientos. Y al final del mismo tomo, veremos, en un gran discurso de Rick todos esos cambios que los acontecimientos van sembrando en su mente a lo largo de todo este tomo.

Ya en el tomo anterior ocurrió que el ritmo descendió, y es que, las escenas de acción con zombies comienzan a bajar bastante. Y estos solo salen de fondo. Por ello, lo importante en esta ocasión son las relaciones entre las personas que están "vivas" y conviven en la cárcel. Y aunque parece que no ocurre nada a lo largo de todo el número, si que ocurren cosas, como por ejemplo muertes de personajes, cambios en las relaciones amorosas y en las amistades, grandes disputas, cambios en la forma de dirigir al grupo, las reglas de convivencia...
Aunque parezca que viven con tranquilidad, la convivencia entre personas tan diferentes y rodeadas de una situación tan extrema hace aflorar problemas mentales que antes no se veían. O como simples problemas por estar en la situación que están parecen mucho más importantes.
Parece que esas reglas que se instauraron en tomos anteriores están totalmente olvidadas y tienen que crear nuevas porque el mundo al que se enfrentan los protagonistas es mucho más difícil de lo que pensaban.

El autor, Robert Kirkman, nos ha mostrado en este tomo en ese discurso final de Rick una situación del grupo bastante dura, llegando a una conclusión bastante interesante sobre las reglas de esta vida apocalíptica a la que los personajes tiene que enfrentarse. Hasta ahora lo único que habían hecho era sobrevivir; ahora, además de eso, están comprendiendo que siempre seguirán así, que nadie los va a salvar nunca, y que tendrán que hacer lo que haga falta, les guste o no, para seguir vivos.

En conclusión, en este cuarto número ha bajado el ritmo de acción. Pero todo se compensa con la aparición de Michonne y los hechos importantes para el desarrollo de la historia. Con un final muy bueno de tomo con ese discurso de Rick que a más de uno hará pensar.




¿Lo habéis leído?? Espero vuestros comentarios




4 comentarios:

  1. Me parece que esta vez no voy a seguir con tu lectura. Ultimamente estoy muy impresionable y estoy segura que iba a terminar peor de como estoy. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos cómics no son para estómagos blandos jejeje
      Mil besos^^

      Eliminar
  2. ¡Hola! Buena reseña ^^
    Tu blog está chulo, ya te sigo ^^
    Espero que te pases por el mío: http://lostinourbooks.blogspot.com.es/
    Besos (-:

    ResponderEliminar